15 Consejos para conducir con altas temperaturas.

 

1. La batería. ¿Problemas al arrancar? Seguramente le falte líquido. Debes rellenar la batería con agua destilada hasta que falte un centímetro para que rebose.

2. Niños y animales. Incluso cuando el coche vaya a estar poco tiempo aparcado: en ningún caso deben abandonarse niños o animales en su interior. La temperatura sube enseguida y puede alcanzar unos insufribles 60 grados, capaces de provocar un golpe de calor. Ni siquiera con una ventana abierta se puede evitar.

3. Bebidas frías. Una nevera eléctrica (disponible por unos 20 euros) es muy útil para extinguir la sed.

4. Pausas regulares. Las altas temperaturas intensifican el cansancio. Quien no hace caso a la llamada de atención del sueño, se arriesga a una peligrosa cabezadita.

5. Renueva el aire sin aire acondicionado. Abre las ventanas traseras para que el viento provocado por la velocidad renueve el aire caliente del coche –no hace falta que haga corriente-.

6. Aparcar en la hierba. El catalizador se recalienta. Quien deja su coche sobre la hierba seca se arriesga más a que el vehículo se incendie.

7. Elige el momento de conducir. No te arriesgues a comenzar tus vacaciones con el calor extremo del mediodía. El mejor momento es partir a primera hora de la mañana. Un consejo: los martes y los miércoles son los días con menos tráfico.

8. El motor se calienta mucho. Si te ocurre y temes que se produzca una avería, haz que el ventilador del sistema de calefacción funcione a pleno rendimiento. Esto te servirá hasta llegar al taller más cercano.

9. Cubre el parabrisas. Un parasol plata de doble cara protege el interior del sol cuando está aparcado.

10. Conduce con aire acondicionado. Nada más arrancar, ventila el habitáculo abriendo las ventanas o el techo solar. Una vez se enfríe el climatizador y se haya renovado el aire, cierra la ventana.

11. No pongas muy frío el aire acondicionado. Cuando la temperatura exterior se muy alta, no bajes el aire a menos de 25 grados. Si no, cogerás un buen resfriado.

12. No llenes todo el depósito. El combustible se mantiene entre los 6 y los diez grados en el surtidor. Al entrar en contacto con las altas temperaturas, se expande, aumenta de volumen y puede desbordar el depósito.

13. Líquido refrigerante. No sólo la cantidad de refrigerante es determinante, también su antigüedad y la composición. Si el refrigerante lleva mucho tiempo debe cambiarse.

14. Vestimenta adecuada. También en verano el calzado debe tener una sujeción adecuada: nada de conducir con chanclas o zapatos parecidos. La ropa debe ser ligera, aunque haya que cubrir el asiento con una toalla para que no queme.

15. Limpieza del coche. Da igual que los mosquitos se peguen a la rejilla o que quieras sacarle brillo al capó. Nunca limpies el coche bajo el sol o sobre la chapa ardiendo. Los productos de limpieza se secan demasiado rápido y pueden estropear la superficie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s